Segundo trimestre del embarazo

En el segundo trimestre del embarazo el bebé crece rápidamente y la madre podrá sentir los movimientos de su hijo.

Segundo trimestre del embarazo

Semana 13

En el comienzo del segundo trimestre del embarazo, la placenta se ha desarrollado, por lo que ya proporciona al bebé oxígeno, nutrientes y le permite la eliminación de desechos.

Semana 13

Además, los párpados del bebé se han fusionado para proteger los ojos mientras se forman. En esta semana, el bebé podrá ponerse el dedo pulgar en la boca, pero los músculos que controlan la succión aún no se han terminado de desarrollar.

Semana 14

Comienzan la aparición de algunos delgados vellos en el rostro del bebé que, estos vellos son suaves e incoloros y se les llama «lanugo», cubrirá la mayor parte del cuerpo hasta que caiga, justo antes del parto.

Semana 14

Los genitales del bebé ya están desarrollados por completo, sin embargo, puede que aún no sean detectables mediante ecografía. Además, comienza la producción de las hormonas tiroideas, ya que las glándulas tiroideas han madurado. El bebé pesa alrededor de 45 gramos y mide aproximadamente 9 cm de la coronilla al cóccix.

Semana 15

La piel del bebé es tan suave y delicada que pueden verse los vasos sanguíneos a través de ella. Continúa el crecimiento de vello de las cejas y la cabeza. Las orejas casi han llegado a su posición final.

Semana 15

Internamente, la estructura ósea del bebé continúa en desarrollo, al igual que los músculos, y es probable que el bebé mueva constantemente su cabeza y todas sus extremidades

Semana 16

El bebé pesa alrededor de 110 gramos y mide 12 cm. Tiene la capacidad de sostener erguida la cabeza, además, el desarrollo de los músculos faciales le permite realizar sus primeras expresiones, como por ejemplo fruncir el ceño.

Semana 16

Entre las semanas 16 y 18 del embarazo, es posible que su médico le quiera hacer un análisis de sangre materna, también denominado “prueba triple”. Los resultados de la prueba indica a las madres si el bebé corre el riesgo de tener defectos en el tubo neural (no indica si los tiene o no), como la espina bífida, o anormalidades en los cromosomas, como el síndrome de Down.

Según las estadísticas, por cada 1.000 mujeres que se hacen la prueba, solo 50 obtienen resultados anormales, pero solo una o dos mujeres tiene bebés con problemas.

Semana 17

El bebé mide alrededor de 13 cm de la coronilla al cóccix y pesa 140 gramos.

Semana 17

La placenta continúa su crecimiento, ahora contiene miles de vasos sanguíneos que transportan nutrientes y oxígeno desde su cuerpo al cuerpo del bebé en crecimiento.

Semana 18

Las orejas llegan a su posición final y sobresalen de la cabeza. Además, ¡en las próximas semanas el bebé será capaz de escuchar! Los huesos del oído medio y las terminaciones nerviosas del cerebro se están formando para poder escuchar sonidos como los latidos de su corazón, de hecho es posible que el bebé se asuste con los sonidos fuertes

Semana 18

Los ojos del bebé continúan su desarrollo, ahora, miran hacia adelante y no hacia los costados. Además, es posible que las retinas puedan detectar los rayos de luz de una linterna si la apunta hacia el abdomen.

Los huesos del bebé comienzan a endurecerse (osificarse), los primeros en dejar de ser blandos son los huesos que forman las clavículas y las piernas.

Semana 19

El bebé está cubierto por una sustancia llamada “vérnix caseosa”, la cual permite proteger su delicada piel. Los bebés prematuros suelen estar cubiertos por esta capa cremosa al nacer.

Semana 19

En esta semana comienza la formación de tejido adiposo que ayudará a mantener la temperatura del bebé después del nacimiento.

Semana 20

El bebé ya pesa alrededor de 312 gramos y mide 16 centímetros desde la coronilla hasta el cóccix. Ocupa cada vez más lugar en el útero y este crecimiento continuo hará presión sobre algunos órganos de la madre como los pulmones, estómago, vejiga y riñones.

Semana 20

La piel se está haciendo más gruesa mientras forma capas. También continúa el crecimiento de las uñas y del cabello.

Semana 21

Los intestinos, a este punto, permiten la absorción de pequeñas cantidades de azúcar del líquido amniótico que el bebé traga, estas cantidades de azúcar pasan al intestino grueso a través del sistema digestivo. Pero, de igual manera, todos los nutrientes del bebé siguen proviniendo de la madre a través de la placenta.

Semana 21

El hígado y el bazo del bebé se han encargado de la producción de glóbulos rojos. (El hígado deja de producir glóbulos rojos unas semanas antes del parto y el bazo en la semana 30). Pero ahora los espacios de la médula ósea también pueden contribuir en la formación de glóbulos rojos. Además, la médula ósea será el centro más importante de producción de glóbulos rojos en el tercer trimestre.

Semana 22

Las papilas gustativas han comenzado a formarse en la lengua, las terminaciones nerviosas y el cerebro se han desarrollado lo suficiente para que el bebé pueda sentir el tacto. Por esto, es usual que el bebé comience a acariciar su propio rostro, chuparse el dedo, o toque otras partes de su cuerpo mientras mira como se mueven.

Semana 22

En los varones, los testículos han comenzado a descender del abdomen. Mientras que en las mujeres, el útero y los ovarios ya están en el lugar adecuado y la vagina está totalmente formada.

Semana 23

Diariamente, el bebé mueve cada uno de sus músculos. A este punto es usual que la madre sienta estos movimientos.

Semana 22

El bebé ya pesa un poco más de 454 gramos. En el caso de que se iniciara el trabajo de parto, el bebé tendría oportunidad de sobrevivir y ser un bebé prematuro siempre y cuando cuente con la atención de expertos. Sin embargo, en caso de sobrevivir, hay riesgos de problemas de salud permanentes leves y graves.

Semana 24

Los pulmones del bebé están desarrollando la habilidad de producir surfactante, esta sustancia permitirá que el bebé respire correctamente al momento de nacer.

Semana 24

El desarrollo del oído interno ha culminado, por lo que el bebé ya tiene el sentido del equilibrio del cuerpo. Por tanto, el bebé puede diferenciar cuando está boca abajo y cuando no mientras realiza sus movimientos.

Semana 25

Para la madre ya es posible notar los períodos de descanso y actividad que tiene el bebé. Además, la audición del bebé también ha continuado su desarrollo y es probable que el niño sea capaz de escuchar su voz.

Semana 25

Semana 26

En poco tiempo el bebé podrá abrir los ojos y pestañear. Las pestañas comienzan a crecer y se genera más cabello en la cabeza.

El bebé ya pesa un poco más de 907 gramos, todavía tiene un aspecto arrugado, pero continuará aumentando de peso durante las próximas 14 semanas hasta el nacimiento.

¡Mira el desarrollo de un bebé en el tercer trimestre haciendo clic en la siguiente imagen!

Tercer trimestre del embarazo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.