¿Qué es la psicología positiva?

Una de las corrientes más recientes de la psicología es la psicología positiva, la cual se enfoca en el estudio de las experiencias y rasgos positivos de las personas. De tal manera que, se encarga del estudio de las fortalezas, virtudes, capacidades y motivaciones de los pacientes. El objetivo de la psicología positiva es mejorar la calidad de vida al potenciar el desarrollo potencial de cada persona.

Este concepto ha sido creado a finales de los 90´s por Martin Seligman, quien es un psicólogo estadounidense. Todo comenzó cuando un día su hija le llamó gruñón y fue así cuando pensó en enfocar la psicología de otra manera, haciendo énfasis en los aspectos positivos, dejando a un lado lo negativo.

Esta rama de la psicología se caracteriza además por ser muy beneficiosa no solo para aquellos pacientes que padezcan alguna patología, también para aquellas personas que simplemente deseen potenciar sus virtudes. Según los estudios, la psicología positiva mejora las sensaciones de esperanza, felicidad y alegría, mejorando así la salud física y psicológica de cualquier persona y permitiendo el cumplimiento de objetivos personales y/o profesionales.

Psicología positiva: un método diferente

Por lo general, la psicología se enfoca en el estudio de las patologías mentales y con ello, en las conductas negativas de cada persona. De esta manera se establece un diagnóstico y se busca mejorar la calidad de vida. Pero esto es algo que con la psicología positiva cambia, pues esta se enfoca en potenciar las fortalezas personales, de esta manera se obtiene como resultado un mejor estado de ánimo y además ayuda a prevenir diferentes problemas mentales. Según su creador, Martin Seligman:

“La psicología no es solo el estudio de la debilidad y el daño, es también el estudio de la fortaleza y la virtud. El tratamiento no es solo arreglar lo que está roto, es también alimentar lo mejor de nosotros”.

La psicología positiva podría definirse también como el estudio científico de la felicidad, sin dejar de lado aquello que cause problemas emocionales.

El bienestar psicológico, su importancia a nivel mundial

A nivel mundial, el bienestar psicológico ha sido reconocido, algo que se puede apreciar en la resolución de las Naciones Unidas sobre la Agenda de Desarrollo Sostenible exige, bajo el objetivo general de salud, asegurar una vida saludable y promover el bienestar de la población en todas las edades. Para ello, determina un objetivo que promueve la salud mental y el bienestar (United Nations General Assembly, 2015).

Además, la OMS establece un propósito similar en su Plan de Acción de Salud Mundial 2013-2020, en el cual anima a los gobiernos de todos los países a implementar acciones para proteger y promover el bienestar mental en todas las etapas de la vida (World Health Organization, 2015).

Frente a ello, una de las grandes ventajas que ofrece la psicología positiva es que puede ser aplicada en prácticamente cualquier ámbito, desde en una clínica u hospital, hasta en los colegios, empresas o psicoterapias individuales, tanto de manera presencial, así como también se puede recibir terapias de psicología online.

¿Cómo aplicar la psicología positiva?

Por general, se cree que alguien es feliz simplemente porque le ocurren muchas cosas alegres, pero la felicidad es algo que va más allá, básicamente se trata de aceptar los malos momentos, verlos como enseñanzas, superarlos y encontrar lo positivo que pueda haber en cada experiencia.

Es muy importante aclarar que toda persona debe ser libre de sentirse triste o enfadado y este tipo de emociones no quiere decir que no vayan acorde a la psicología positiva. Pues este método se enfoca en que las emociones desagradables son necesarias para crecer y aprender, siendo estas parte inherente del ser humano. Por lo tanto, no creas que debas obligarte a sentirte feliz

Recuerda que la psicología positiva:

  • Se centra en lo que sí tienes para mejorar el bienestar psicológico.
  • No niega las emociones negativas ni te obliga a ser feliz.
  • Se basa en el método científico.

Los cinco caminos que dirigen a la felicidad

En la psicología positiva, destaca el modelo PERMA de Seligman, donde menciona cinco caminos que dirigen a la felicidad, entre los cuales podemos mencionar:

Emociones positivas

De diversas maneras es posible conseguir momentos felices en el día a día, los cuales se definen como situaciones que experimentan alegría, gratitud o confort. Si te enfocas en el presente, se puede llevar a cabo técnicas de savoring y el mindfulness, ambas son técnicas que se encargan de recoger el momento actual de la forma más auténtica posible, bien sea por medio de los sentidos o a través de la atención que se le da a las sensaciones y/o pensamientos.

Por otra parte, es posible alcanzar la felicidad al prestar atención al pasado, gracias al trabajo en la gratitud y en el perdón. También mirando en nuestro futuro, mediante la esperanza y el optimismo.

Compromiso con la tarea

Se refiere a la capacidad de comprometerse con aquellas tareas a las que nos enfrentamos constantemente. Experimentando así el flow mientras se realiza. El flow se refiere a aquel estado en el que una actividad absorbe toda nuestra atención de tal manera que se deja de ser consciente y no se aprecia el paso del tiempo.

Significado de la vida

Al aplicar las fortalezas y virtudes de uno mismo con el fin de ayudar a otros para promover sus potencialidades, genera un sentido trascendental de las experiencias. Por lo general, esto es algo que se consigue en la familia, trabajo, colegio y la comunidad.

Relaciones positivas

Se refiere a los vínculos sociales positivos, no dañinos, los cuales son básicos para lograr el bienestar personal.

Sentimiento de logro

Es algo que se consigue a través del cumplimiento de metas vitales, dando una sensación de autorrealización.

Beneficios de la psicología positiva

Científicamente, se ha demostrado que las emociones positivas tales como la alegría y satisfacción, permiten alcanzar un mayor éxito a nivel académico y profesional. Donde además se puede apreciar mejores relaciones laborales y personales, también se evidencia una menor probabilidad de padecer enfermedades tanto a nivel físico como mental, lo que deja como resultado una mayor esperanza de vida.

En conclusión, al conocer el funcionamiento de estas emociones positivas, permite prevenir enfermedades o de tenerlas, facilita la reducción de su intensidad y duración. Todo gracias al contar con altos niveles de bienestar psicológicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.