Psicología social

Dentro de la psicología existen muchas ramas, entre las cuales podemos encontrar la psicología social, la cual se trata de aquella encargada de analizar los procesos de índole psicológica que ejercen una influencia en el comportamiento de una sociedad, incluyendo sus interacciones. En la psicología social es relevante el contexto histórico en el que ocurren eventos psicológicos, ya que considera que el comportamiento se da siempre sobre una serie de precedentes materiales y simbólicos que influyen en lo que hacemos. A continuación aquí en sosemergencias te mostraremos más detalles sobre esta ciencia.

¿Qué es la psicología social?

La psicología social puede ser definida como la ciencia que indaga los fenómenos sociales, con el fin de tratar de conocer las leyes y principios por los que se rige la convivencia entre humanos. De tal manera que, esta ciencia se ocupa de la investigación de diversas organizaciones sociales, para así extraer aquellos patrones de conducta de todas las personas que conforman un grupo o sociedad. Por lo que logra definir los roles de cada individuo y cuáles son aquellas situaciones que explican un determinado comportamiento.

El interaccionismo simbólico

Al conocer la influencia de las relaciones sociales, es posible determinar la conducta y los estados mentales de las personas y este es precisamente el objeto de estudio de la psicología social. En este aspecto, una de las principales teoría de esta ciencia es llamada el interaccionismo simbólico.

George H. Mead, quien fue uno de los antecesores de la psicología social, se encargó del desarrollo de un profundo estudio sobre el lenguaje, gestos y conducta, como productos de las relaciones interpersonales que permiten la vida en comunidad. Haciendo énfasis en las interacciones personales cara a cara. De tal manera que en este aspecto, se puede decir que esta rama de la psicología se enfoca en el estudio de los procesos psicológicos observables, para así entender el por qué las personas actúan de cierta manera.

También responde el cómo se forman los grupos sociales y, según cada grupo social, cuáles son sus características. Por otra parte, esta ciencia también se encarga del estudio de las actitudes de las personas y la influencia que pueden tener sobre otras a través del pensamiento social.

Los 3 principios de la psicología social

Los procesos psicológicos del ser humano están directamente relacionados con 3 principios básicos, los cuales son:

1. El pensamiento no racional

Tras muchos años de investigación, se ha demostrado que nuestra mente trabaja dos pensamientos diferentes: consciente e inconsciente. Esta es una manera automática que tiene nuestro cerebro para llevar a cabo prácticamente cualquier actividad cotidiana, de tal forma que permite ahorrar trabajo cognitivo y así reservar recursos al cerebro. Esta es la manera natural en la que el hombre puede incidir de manera directa a la conducta de otros seres humanos.

2. Características personales

Basados en los estímulos que recibimos, constantemente creamos realidades, esto es algo natural que hacemos los seres humanos. La interpretación de dichos estímulos moldean el sentir, pensar e interactuar con los demás. Por tanto, nuestra manera de ser influye en las conductas sociales.

3. La influencia de los demás seres humanos

La psicología se encarga de evaluar la manera en la que las personas interactúan e inciden como parte de un contexto social y la manera en la que influyen en el pensar y sentir de otros.

Escuelas que se relacionan con la psicología social

A pesar de que la psicología social es una sub disciplina, es muy amplía y aborda muchos procesos de interacción entre el individuo y la sociedad. Por lo que no es de extrañar que muchas escuelas psicológicas basen gran parte de sus enseñanzas y sus desarrollos a esta. A continuación veamos las escuelas más destacadas que se relacionan con la psicología social:

  1. Psicoanálisis: su máximo representante es Sigmund Freud, esta es conocida por ser una de las escuelas más tradicionales. El psicoanálisis se caracteriza por emplear algunos principios de la psicología social, como por ejemplo la disciplina que inquiere acerca de las pulsiones y represiones colectivas, que emergen del interior del inconsciente de cada persona para luego influir en lo colectivo, condicionando lo social. Se debe tener claro que el psicoanálisis no forma parte de la psicología social, tampoco se basa en la epistemología de
  2. Conductismo: concibe la psicología social en la medida en que nos aporta datos sobre la influencia social. Esta escuela se enfoca en la observación y análisis de la conducta individual, considerando la influencia del entorno social y cultural.
  3. Psicología postmoderna: mediante la psicología social trata de analizar aquellos elementos influyentes en la diversificación y fragmentación de la sociedad.
  4. Psicología de los grupos: todo colectivo conforma una unidad de análisis con su propia idiosincrasia particular. Por tanto, la psicología social trata de llevar a cabo un estudio ponderado entre lo social y despersonalizado y entre lo subjetivo y particular.

Experimentos de la psicología social

Muchos han sido los experimentos que se han llevado a cabo basándose en la psicología social. A continuación te mostraremos los experimentos de la psicología social más conocidos:

  1. El experimento de la muñeca Bobo de Albert Bandura: demostró que la violencia y la agresión son aprendidas mediante la imitación. Fue uno de los estudios pioneros en este ámbito, y ha sido repetido para evaluar la medida en que la exposición a contenidos violentos en los medios de comunicación influye en el comportamiento agresivo de los espectadores.
  2. El experimento de la prisión de Stanford, de Philip Zimbardo: ha sido uno de los estudios más controvertidos y célebres en psicología social. Consistió en un ejercicio simulado en el que estudiantes universitarios adquirieron durante unos días el rol de reos y guardias en una cárcel artificial. Zimbardo demostró que, ante unas determinadas circunstancias, las personas asumirían su papel hasta el punto de llegar a actuar de una forma poco ética. Se trata de un estudio clásico sobre el poder de la situación social.
  3. Asch, Sherif, Milgram…: Son otros experimentos notables, como por ejemplo el experimento de Solomon Asch, el experimento de la Cueva de los Ladrones de Sherif o el experimento de Milgram, también tienen una importancia crucial en el campo de la psicología social. Si te causa curiosidad, te invitamos a leer un interesante post sobre los 10 experimentos psicológicos más perturbadores de la historia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.