Psicología para adolescentes

La psicología para adolescentes se refiere a aquellos tratamientos de salud mental que se ofrecen a pacientes que se encuentren entre las edades d 12 y 18 años. Durante las diferentes etapas de desarrollo del adolescente hasta que llegue a la edad adulta se presta mucha atención, ya que pueden surgir diversos problemas en cuanto al comportamiento, concentración, depresión, adicción y sexualidad.

La etapa de la adolescencia se caracteriza por ser complicada, se debe tener en cuenta que es normal ciertos desajustes hormonales en ambos sexos, debido a que están en pleno desarrollo. Es por ello que es considerado normal que los adolescentes en algún momento tengan problemas en su actitud y muchos de ellos acuden a ayuda psicológica, con el fin de que puedan superar cualquier situación que les pueda hacer sentir emociones negativas. A continuación, aquí en sosemergencias te mostraremos más detalles sobre el tema.

Psicología para adolescentes, ¿cómo utilizarla?

Como con cualquier otro paciente, es muy importante que el profesional conserve la paciencia, pero también es de gran importancia que los padres también la conserven y no caigan en la desesperación, eso generará confianza. Todos los adultos hemos pasado por esta etapa de la vida que no necesariamente debe ser un problema, recordar nuestra propia adolescencia es de gran ayuda para entender ciertas actitudes de los jóvenes de hoy. Si bien los tiempos cambian, las personas en esencia continuamos igual, solo que nos adaptamos a nuestro entorno.

Tener paciencia incluye no juzgar, ofrecer un ambiente calmado, sin críticas, la idea es que el joven pueda expresarse, al sentirse en confianza, comenzará a hablar poco a poco sobre aquello que le causa problemas y de esa manera se podrá trabajar en una solución. En ocasiones, muchos padres tienden a alarmarse frente a cualquier situación, es por ello que muchos adolescentes se aíslan emocionalmente y dejen de compartir sus sentimientos.

¿Cómo saber cuándo hay que acudir a terapia?

En ocasiones pueden llegar a convertirse en todo un reto el notar que existe un problema, debido a la falta de comunicación. Lo peor es que en ocasiones el joven ni siquiera está consciente de tener un problema, por lo que no se ocupa en buscar o pedir ayuda.

Es muy importante solucionar cualquier patología psicológica que se manifieste en la adolescencia, a fin de que llegada la edad adulta, se pueda gozar de una vida emocional saludable. Por ejemplo, en el caso de que un joven tenga un problema de ansiedad, de no ser tratado, llegado a la adultez, sería alguien con una personalidad ansiosa, lo que puede traer un sinfín de problemas a nivel personal y emocional. En cambio, lo ideal es detectar este tipo de problemas para así superarlos y el joven pueda sentirse capaz de superar las adversidades, teniendo como resultado un estado emocional sano.

Señales de alarma en adolescentes

Indican un cambio en el adolescente que puede ser la evidencia de que algo ocurre. A continuación mostraremos y explicaremos cuáles son estas señales.

Cambios de personalidad

Puede notarse por enfados repentinos y repetitivos cuando antes simplemente no sucedía. Pasar muchas horas encerrado en la habitación cuando antes era un niño sociable que disfrutaba salir de casa eventualmente.

Otros de los síntomas de los cambios de personalidad se reflejan en las calificaciones académicas, generalmente un joven con problemas tiende a bajar notablemente sus calificaciones. Por lo general, estos cambios pueden afectar directamente los sentimientos de motivación y autoestima.

Obsesiones

Es normal que todos hasta cierto punto tengamos algunas obsesiones, siempre y cuando no lleguen a convertirse en TOC, Trastorno Obsesivo Compulsivo. Esto es algo que puede ser notable al ver que el joven realiza ciertas cosas de manera reiterada, lo cual es un mecanismo de defensa para luchar con su propia inseguridad.

Habitualmente los síntomas del TOC son guardados en secreto, pues quien lo padece está consciente de que no es normal. Sin embargo, al no corregirse, dicha conducta se vuelve cada vez más constante hasta el punto en el que el paciente olvida como disimularlo y pasa a ser notable.

Conductas de riesgo

Se refiere a cualquier tipo de conducta que sea riesgosa y repetitiva, entre las más usuales están la adicción con el alcohol o cualquier otra sustancia ilícita como las drogas. Lo mismo puede ocurrir al tener actitudes violentas, al ser agresivos con otras personas, altercados con la ley, entre otros.

Trastornos más comunes en adolescentes

Es algo que se puede notar al ver señales persistentes, lo cual no es más que una llamada de ayuda. En el caso de que dichas señales sean graves, es necesario la intervención de un psicólogo. Entre los trastornos más comunes se pueden mencionar:

Depresión

Se evidencia cuando hay un sentimiento de tristeza incontrolable y persistente en el día a día. Teniendo como consecuencias problemas de salud a nivel físico y psicológico. El estar irritable también puede ser una señal de depresión, al igual que el perder interés en cosas o personas que antes le hacía bien. Según estudios, 1 de cada 4 personas puede sufrir de depresión antes de los 19 años.

Ansiedad

Cuando se trata de una ansiedad reiterada e intensa, puede ser señal de un trastorno de ansiedad. Por lo general los adolescentes que lo padecen sufren con la obsesión de conseguir la aprobación de los demás, tienen baja autoestima y son temerosos. Las crisis de ansiedad aparecen de manera brusca y de corta duración, lo que incluye palpitaciones, dolor de pecho, dificultad para respirar y sudoración.

Problemas alimenticios en adolescentes

Es otros de los trastornos más comunes, ya que al haber cambios físicos, puede afectar la autoestima del adolescente. Al fijarse obsesivamente en estos cambios, puede desencadenar trastornos de bulimia, anorexia y obesidad.

La bulimia

Es cuando se consume grandes cantidades de alimentos y luego provocarse el vómito o hacer uso de laxantes para deshacerse de todo el exceso ingerido, un signo de alerta puede ser si el adolescente se escabulle después de comer.

La anorexia

Se caracteriza por un miedo intenso a ganar peso, incluso muchas personas que sufren de anorexia tienden estar por debajo del peso normal, desnutridas y aun así continúan viéndose gordas. Aparte de la perdida excesiva de peso, algunos síntomas pueden ser la ausencia de periodos menstruales en el caso de las chicas. Otros síntomas también pueden ser tener frío, padecer de hiperactividad o una notable obsesión por la composición calórica de los alimentos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.