Nuevas tecnologías médicas para tratar enfermedades

En la actualidad, la tecnología se utiliza cada vez más en el ámbito de la medicina. Aquí te dejamos algunas de las áreas en las que la tecnología ha supuesto un gran avance para la medicina. También puedes encontrar información actualizada en el sitio de Boehringer Click.

 

MONITORIZACIÓN REMOTA DE PACIENTES

 

Gracias a la monitorización remota de pacientes (RPM), los médicos pueden ahora saber lo que ocurre con un paciente sin estar físicamente cerca. La monitorización remota de pacientes tiene varias ventajas, como la mejora de los resultados de los pacientes, un tiempo de respuesta más rápido y una importante reducción de los costes a lo largo del tiempo. De hecho, la RPM va de la mano de la telemedicina al reducir la necesidad de desplazamiento de los pacientes y mitigar la exposición de todos.

 

Gracias a los cambios legislativos de Medicare para la pandemia de Covid-19, se aprobaron varias formas de RPM para su reembolso, aumentando efectivamente la popularidad de esta nueva tecnología.

 

Prevounce, un proveedor de software médico, señala que en 2020 se estima que 23,4 millones de pacientes utilizaron alguna forma de monitorización remota de pacientes. Los tipos de monitoreo más comunes fueron la presión arterial, el peso, la frecuencia cardíaca y el azúcar en la sangre, todo sin tener que ir a una oficina o un laboratorio.

 

Esta práctica se está extendiendo tanto que una encuesta realizada por Spyglass Consulting Group encontró que el 88% de los proveedores de atención médica habían invertido o estaban evaluando agregar RPM a su práctica.

 

INTELIGENCIA ARTIFICIAL

 

La inteligencia artificial (IA) adopta muchas formas diferentes en la asistencia sanitaria. La principal tendencia de la IA en la sanidad en 2022 será la utilización del aprendizaje automático para evaluar grandes cantidades de datos de pacientes y otra información. Mediante la creación de algoritmos a medida, los programadores pueden imitar el pensamiento humano y escribir programas que aparentemente pueden pensar, aprender, tomar decisiones y actuar.

 

No, esto no significa que la atención médica vaya a ser prestada de repente por robots sensibles. Sin embargo, sí significa que, teniendo en cuenta el historial médico de un paciente y sus síntomas actuales, los médicos pueden recibir sugerencias de diagnósticos, medicamentos y planes de tratamiento. Los médicos siempre tendrán la última palabra, pero la información estará a su disposición.

 

En general, al analizar los datos sanitarios de esta forma tan sólida y completa, los responsables de la sanidad podrán utilizar los resultados para mejorar los resultados de los pacientes, reducir los costes y aumentar la satisfacción laboral del personal.

 

TERAPIA DIGITAL

 

Los pacientes que padecen enfermedades crónicas suelen requerir una atención continua por parte de sus médicos. Esta atención puede incluir la educación del paciente, el control de los síntomas, el ajuste de la medicación y los cambios de comportamiento. Esta atención no sólo es costosa, sino que también consume mucho tiempo tanto para el personal médico como para los pacientes. Ahora, hay nuevas terapias digitales que pueden desempeñar este papel.

 

Las terapias digitales son prescritas por un médico a un paciente para su condición médica particular. Se puede acceder a estos sofisticados programas informáticos como aplicaciones en el smartphone del paciente o a través de un ordenador personal. Se someten a las mismas pruebas rigurosas que todos los medicamentos, incluidos los ensayos clínicos aleatorios. Entre las afecciones médicas que se adaptan bien a la terapéutica digital se encuentran la diabetes de tipo I y II, el cáncer, la ansiedad, el dolor musculoesquelético, el TDAH, el asma, las migrañas, el insomnio y el abuso de sustancias.

 

A medida que los pacientes utilizan las aplicaciones, la información sobre su bienestar se transmite a su médico. Esto permite a los médicos poder controlar a los pacientes sin tener que verlos regularmente, así como detectar problemas mucho antes que cuando un paciente tiene que esperar a una cita.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.