Embarazo y COVID

La pandemia es algo que conmociono a todos de manera inesperada y ahora, aún continuamos viviendo las consecuencias del virus, el cual continúa mutando, ocasionando estragos a la salud. En un inicio, se determinó que los principales afectados eran los ancianos y aquellas personas con problemas respiratorios. Pero las cepas más recientes han afectado a adultos jóvenes, incluyendo niños y bebés. Por lo que no es de extrañar que el tema de embarazo y COVID sea una preocupación latente paras las futuras madres, por eso aquí en sosemergencias despejaremos tus dudas al respecto según las evidencias más recientes respecto al tema.

Embarazo y COVID, ¿hay riesgo?

En el caso de embarazo y COVID, hay riesgo de complicaciones. Al decir complicaciones, nos referimos a llegar a punto de hospitalización, lo que incluye recibir cuidados médicos intensivos, uso de respirador, en fin, todos los síntomas relacionados con complicaciones de coronavirus.

Por otra parte, las mujeres embarazadas que tienen COVID-19, presentan un mayor riesgos de dar a luz antes de la fecha prevista, específicamente antes de la semana 37. Lo que sería considerado un parto prematuro. Otras complicaciones aún más graves pueden ser la muerte fetal o pérdida del embarazo.

Por otra parte, se debe tener en cuenta que aquellas mujeres que recientemente han dado a luz, también son más propensas de sufrir complicaciones por COVID-19.

¿Cuáles mujeres embarazadas son más propensas a sufrir complicaciones por COVID?

En el caso de las mujeres embarazadas hispanas, de raza negra o que tengan algún problema médico como por ejemplo la diabetes, son más propensas a sufrir complicaciones por COVID.

¿Cuáles mujeres embarazadas son más propensas a sufrir complicaciones por COVID?
Algunas mujeres embarazadas pueden tener más riesgos que otras frente al COVID.

En cualquier caso, si tienes una ligera sospecha de tener COVID, debes llamar a tu proveedor de atención médica a fin de descartar si el virus está o no presente en tu organismo y de esa manera actuar rápido para así prevenir complicaciones.

Por lo general, cuando se tiene COVID en el embarazo, el tratamiento más común suele ser el uso de anticuerpos monoclonales vía intravenosa de manera ambulatoria.

Además, es importante tomar en cuenta recomendaciones como por ejemplo: beber mucho líquido, descansar, tomar medicamentos indicados por el médico para reducir la fiebre, aliviar la tos o disminuir dolor. En caso de que los síntomas se agraven, puede que la mujer embarazada con covid requiera ser hospitalizada.

El cuidado prenatal frente al COVID

En algunos casos, el control prenatal a distancia fue una excelente opción para muchas mujeres embarazadas, en especial cuando se trataba del momento más crítico de la pandemia. Sin embargo, hoy en día se ha logrado controlar los efectos del virus, por lo que muchas mujeres embarazadas acuden a su control de cuidado prenatal sin inconveniente. Indiferentemente, es muy importante la comunicación con tu médico ante cualquier duda que puedas presentar.

No olvides vacunarte

En caso de que hayas quedado embarazada luego de recibir la primera dosis de la vacuna contra el covid-19, debes igualmente recibir la segunda dosis. Igualmente, es recomendable una vacuna de refuerzo en mujeres embarazadas, por supuesto, siempre contando con la aprobación de tu médico. Por otra parte, es de igual importancia que las personas que vivan contigo también sean vacunadas

Embarazo y COVID | No olvides vacunarte
Las embarazadas también deben vacunarse contra el covid.

Debes tener presente que hasta el momento se ha logrado determinar que las vacunas contra la covid-19 no causan infección con el virus, ni en las mujeres embarazadas ni en el bebé. Además, las vacunas contra la covid-19 de ARNm no alteran tu ADN ni provocan cambios genéticos.

La vacuna también permite crear anticuerpos que protegen al bebé en crecimiento. Según investigaciones, se ha demostrado que los bebés que nacen de madres que recibieron dos dosis de la vacuna, podrían tener un menor riesgo de hospitalización a causa del covid-19 durante los primeros seis meses de vida.

Trabajo de parto y COVID

Lo ideal es realizarse la prueba de detección del covid antes del parto, de esta manera tu médico podrá estar prevenido al estar informado al respecto. Si bien el covid para muchos ya no representa una amenaza grave, lo cierto es que no se debe bajar la guardia. Por ello, en algunos centros de salud pueden que limiten el número de personas en la habitación durante el trabajo de parto y el parto, al igual que las visitas luego del nacimiento.

En caso de que tengas el virus del COVID-19, pero tu bebé no se haya contagiado, es importante que utilices la mascarilla, mantengas una higiene impecable, en especial en tus manos al cuidar de tu recién nacido. En este caso lo ideal es mantener cierta distancia con el bebé y seguir todas las indicaciones que tu médico.

Embarazo y COVID: recomendaciones

Para reducir el riesgo de infectarte de COVID durante el embarazo es recomendable lo siguiente:

  • Vacúnate.
  • Evita el contacto cercano con cualquier persona, mantén una distancia de 2 metros.
  • Usa la mascarilla, incluso aunque estés vacunada. Ten presente que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades recomiendan el uso de la mascarilla de forma regular.
  • Lávate las manos con frecuencia con agua y jabón durante 20 segundos, también puedes usar un desinfectante para manos a base de alcohol, debe poseer al menos un 60 % de alcohol.
  • Evita las multitudes y los espacios cerrados.
  • Evita tocarte los ojos, la nariz y la boca.
  • Limpia y desinfecta regularmente las superficies que se tocan con frecuencia.
  • Quédate en casa el mayor tiempo posible.
  • Evita el trasporte público, los taxis y los servicios de viajes compartidos.

Como verás se trata de recomendaciones básicas para prevenir el COVID-19, ten presente que a pesar de estar vacunada, no es una garantía de que no puedas tener el virus, pues la vacuna permite poder sobrellevar la enfermedad a fin de que esta no sea letal. Es por ello que de igual manera no debes bajar la guardia y debes cuidarte de un posible contagio.

Pero lo más importante es simplemente cuidar de ti y tu bebé. Mantén una buena comunicación con tu médico y habla con él cualquier duda o inquietud que puedas tener. Si llegas a presentar miedo o estrés, no dudes en buscar ayuda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.