Embarazo adolescente

También conocido como embarazo precoz, el embarazo adolescente es aquel que se lleva a cabo cuando la madre se encuentre en la pubertad, es decir, entre los 10 y los 19 años de edad según la OMS. También es considerado embarazo precoz en aquellas mujeres que en su país no han alcanzado la mayoría de edad. Pero más allá del tema social, ¿realmente hay un riesgo físico para la madre y el bebé en un embarazo adolescente?, aquí en sosemergencias te contaremos todos los detalles sobre el tema.

Embarazo adolescente: condiciones físicas y sociales de la madre

Durante la adolescencia, la joven recién ha comenzado el proceso de desarrollo para poco a poco dejar de ser una niña para convertirse en una mujer adulta. Pero, en caso de quedar embarazada en la adolescencia, este proceso se interrumpe, lo que podría ocasionar complicaciones en el embarazo, sin embargo, en la gran mayoría de los casos, el bebé nace saludable.

Un embarazo no planificado en la gran mayoría de los casos trae un sinfín de problemas a nivel emocional, social y económico. En el caso de los adolescentes, esta preocupación es mayor, pues son jóvenes que recientemente han dejado de ser niñas. La gran mayoría no cuenta con un trabajo estable, con una pareja estable ni con una formación que le permita desempeñarse profesionalmente para salir adelanta con su hijo. Es por ello que el apoyo familiar es muy importante, con el fin de que la joven madre asuma su nueva realidad y cumpla con sus nuevas responsabilidades en un ambiente confort.

El embarazo precoz es considerado un problema muy común en los países de tercer mundo, donde no ofrecen una formación de calidad en los jóvenes para prevenir este tipo de conflictos sociales. Sin embargo, es algo que cada vez se ve más en países desarrollados, lo que sugiere que a nivel mundial algo está mal respecto a la educación, formación y/o sociedad.

Causas más comunes del embarazo precoz

Según estudios realizados, es algo que depende mucho de la cultura, educación, el entorno y los avances médicos y tecnológicos de cada país. Por ejemplo, en algunos países se exige el matrimonio a temprana edad, por lo que es usual un embarazo en la adolescencia, pues en ciertas culturas una niña se considera una mujer cuando esta recién se desarrolla.

Mientras que en otros casos donde no se fomenta el matrimonio a temprana edad, hay jóvenes que se dejan llevar por las hormonas y comienzan a tener relaciones sin pensar en preservativos, pues no piensan en que ellos puedan sufrir alguna consecuencia.

También está el caso de las jóvenes que son violadas y tras terrible agresión quedan embarazadas, evidentemente, sin planificarlo y mucho menos desearlo. Esto es algo que depende mucho del entorno y lamentablemente es un tanto común, ya que las investigaciones al respecto tienden a ser deficientes o las víctimas deciden no hablar por miedo, pues no confían en las leyes de su país.

Embarazo adolescente: riesgos para el bebé

En el caso de los niños que nacen de madres adolescentes, tienen riesgos a presentar problemas físicos, psicológicos y sociales, debido a la poca preparación de la madre. Por lo general, estos niños presentan problemas como:

  • Deformaciones congénitas y problemas durante el desarrollo: debido a que la madre no alcanzó su madurez sexual, su cuerpo no le da al bebé todo lo que requiere para completar su formación. Es por ello que en algunos casos los niños mueren al nacer o en el primer de vida.
  • Complicaciones durante el parto: como el cuerpo de la madre no está completamente desarrollado, es usual que haya complicaciones en el momento del parto, lo cual puede afectar al bebé a corto y/o largo plazo.
  • Riesgo de sufrir problemas sociales y psicológicos: según las circunstancias, el niño podría tener este tipo de problemas en el transcurso de su crecimiento, ya que si el niño no crece y se desarrolla en un ambiente estable, esto termina desencadenando problemas psicológicos, lo cual afectaría su vida social.

Riesgos para la madre

Durante la adolescencia, el cuerpo humano está en pleno desarrollo físico y mental, el cual, en el caso de las mujeres, se puede ver interrumpido por el embarazo, el cual ocasiona una especie de shock.

Respecto a los problemas físicos, estos son a causa de que la madre aún no alcanza la madurez sexual, por ende su cuerpo no está completamente preparado para un embarazo, por lo que puede desarrollar problemas como por ejemplo:

  • Anemia.
  • Desproporción cefalopélvica (al no estar del todo desarrollado el cuerpo, la pelvis de la adolescente suele ser estrecha, lo que tiene un gran riesgo de que la cabeza del bebé no pase en el parto).
  • Dolores durante la gestación.
  • Problemas durante el parto, los cuales tienden a ser doloosos y prolongados, con mayor riesgo a infecciones y problemas obstétricos.

Respecto a los problemas psicológicos, en la adolescencia la madre está en pleno desarrollo de madurez mental. Si a esto se le suma un embarazo doloroso con un parto complicado y traumático, puede tener como consecuencia trastornos psicológicos graves, como por ejemplo:

  • Depresión.
  • Rechazo al bebé (depresión postparto).

Respecto a los problemas sociales, son algo que dependerá principalmente del entorno donde viva la madre. Pero algo que tienen todas en común es el hecho de no poder desarrollar su vida como el resto de los adolescentes contemporáneos, pues una madre adolescente tiene una nueva responsabilidad que sus amigos no. Por ende, es usual el distanciamiento, de igual manera puede afectar sus estudios, de hecho, en algunos institutos expulsan a las jóvenes embarazadas, lo cual es algo que afectaría directamente su futuro laboral.

¿Cómo prevenir el embarazo adolescente?

Hoy en día se considera que la mejor manera de prevenir un embarazo adolescente está en ofrecer una buena educación. Pero esto no solo depende de la educación que ofrezcan en los institutos y academias, también es muy importante la educación en el hogar.

Es importante informar a los jóvenes sobre la importancia de alcanzar la madurez y desarrollarse a la hora de quedarse embarazadas. Igualmente es importante informar los riesgos que un embarazo precoz tiene. Además, fomentar el uso de preservativos es mucho más efectivo que tratar de prohibir las acciones de los adolescentes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.