Dieta Atkins

La dieta Atkins junto con la dieta keto o cetogénica es uno de los planes alimenticios más populares en la actualidad gracias a su bajo contenido en carbohidratos, su aumento en proteínas y grasas y los buenos resultados que ofrece al momento de querer bajar de peso. Por eso en este post te mostraremos más detalles para que tengas claro en qué consiste esta dieta, como llevarla a cabo y los riesgos que puede presentar. De esa manera podrás determinar si es tu opción ideal para reducir tallas.

Esta es una dieta que fue creada en la década de 1960 por parte del cardiólogo Robert C. Atkins, de ahí viene su nombre. También conocida como el enfoque nutricional de Atkins, ofrece varias fases para adelgazar y mantenerse en un peso estable, por lo que se considera una de las mejores opciones para alcanzar el peso ideal. Además, como dato curioso vale la pena mencionar que esta fue la dieta que convirtió en tendencia el bajo contenido de carbohidratos para bajar de peso.

Ahora, ¿cuál es el propósito de la dieta Atkins?, no solo se trata de una dieta para bajar de peso, ya que de hecho también permite aumentar la energía, mejorar algunos problemas de salud tales como la presión arterial alta o un mal metabolismo.

No olvides que es muy importante siempre consultar con tu médico antes de comenzar con cualquier cambio alimenticio. En especial si tienes algún antecedente médico, propio o familiar, como por ejemplo de diabetes.

Dieta Atkins y los carbohidratos

No se trata de una dieta donde se deba contar las calorías estrictamente. Sin embargo, en ella es necesario llevar a cabo un seguimiento de la cantidad de carbohidratos que se consumen. Para ello se utiliza un sistema denominado carbohidratos netos, el cual se trata del contenido total de carbohidratos de un elemento menos su contenido de fibra. Por ejemplo, media taza (4 onzas) de brócoli crudo tiene 2,3 gramos de carbohidratos totales y 1,3 gramos de fibra, entonces su valor neto de carbohidratos es de 1 gramo.

Respecto a los carbohidratos, la dieta Atkins tiene como enfoque quemar las reservas de grasa que haya en el cuerpo y regular los niveles de glucosa en la sangre para alcanzar ese peso ideal sin necesidad de pasar hambre o tener que cohibirte de comer. Una vez que hayas logrado alcanzar tu peso ideal, esta dieta te permitirá identificar cuál es tu tolerancia personal respecto a los carbohidratos. Por lo que podrás tener claro la cantidad de gramos de carbohidratos netos que puedes consumir todos los días sin que esto afecte tu peso negativamente.

Las 4 fases de la dieta Atkins

Fase 1: inducción

Esta se puede decir que es una de las fases más estricta, ya que en ella debes eliminar prácticamente todos los carbohidratos de tu ingesta diaria y comer tan solo 20 gramos de carbohidratos netos al día. Por lo que tu fuente alimenticia principal serían las verduras. En este caso tendrías aproximadamente un 10% de carbohidratos al día, mientras que lo normal es tener de 45 a 65%, por lo que en la primera fase comenzarás a perder peso.

Las verduras «de base», como los espárragos, el brócoli, el apio, el pepino, las judías verdes y los pimientos, deben representar de 12 a 15 gramos de tus carbohidratos netos diarios. Además, podrás comer proteínas como por ejemplo pescado y mariscos, aves de corral, carne, huevos y queso, en todas las comidas.

En este caso no es necesario restringir los aceites y las grasas. Pero debes tener presente que no debes consumir la mayoría de las frutas, productos horneados, azucarados, panes, fideos, granos, frutos secos o alcohol. Es importante que bebas 8 vasos de agua por día.

¿Cuánto dura la fase 1?, al menos dos semanas, según tu pérdida de peso.

Fase 2: equilibrio

Aquí debes continuar consumiendo de 12 a 15 gramos de carbohidratos netos como verduras de base. También se tienen que seguir evitando los alimentos con azúcar agregada. Pero poco a poco podrás añadir algunos carbohidratos que sean ricos en nutrientes, como por ejemplo más verduras y bayas, frutos secos y semillas, a medida que continúas perdiendo peso.

Continuarás con esta fase hasta que te falten bajar aproximadamente 10 libras (4,5 kilogramos) para alcanzar tu peso ideal.

Fase 3: mantenimiento previo

Podrás agregar poco a poco otros alimentos donde se incluyen las frutas, las verduras con almidón y los granos integrales. También puedes agregar aproximadamente 10 gramos de carbohidratos a tu dieta cada semana. Pero ten presente que debes reducirlos si se detiene la pérdida de peso. Continuarás con esta fase hasta que alcances tu peso ideal.

Fase 4: mantenimiento permanente

Una vez que hayas llegado a tu peso ideal, podrás estar en la fase 4 de la dieta Atkins, debes tener presente que esta dieta se trata de un estilo de vida si deseas conservar los resultados obtenidos. Por lo que bien podrás  mantener esta rutina alimentaria por el resto de tu vida.

En esta fase podrás consumir todos los alimentos mencionados en las fases anteriores e irás añadiendo carbohidratos poco a poco hasta conocer tu límite, si vez que comienzas a subir de peso. Quiere decir que ya sabes cuál es el límite de carbohidratos para tu cuerpo.

Ejemplo de un menú en la dieta Atkins

Esto es lo que puedes comer en un día típico de la fase 1 de la dieta Atkins:

  • Desayuno. Huevos revueltos con cebolla salteada y queso cheddar. Las bebidas permitidas incluyen café, té, agua, refrescos dietéticos y té de hierbas.
  • Almuerzo. Ensalada del chef con pollo, tocino y aderezo de aguacate, junto con una bebida permitida.
  • Cena. Salmón horneado, espárragos y ensalada de rúcula con tomates cherry y pepinos, junto con una bebida permitida.
  • Refrigerios. Por lo general, puedes comer dos refrigerios al día. Los refrigerios pueden incluir un producto de la dieta Atkins, como un batido de chocolate o una barrita de granola, o un refrigerio simple como apio o queso cheddar.

Efectos secundarios de la dieta Atkins

Esta es una dieta que reduce drásticamente los carbohidratos al iniciar, por lo que se puede tener como consecuencia algunos efectos secundarios como:

  • Dolor de cabeza
  • Mareos
  • Debilidad
  • Fatiga
  • Estreñimiento

Se recomienda que consultes a tu médico antes de comenzar, en especial si tomas diuréticos, insulina o medicamentos orales para la diabetes. Las personas con enfermedad renal grave no deben seguir la dieta, y las fases de pérdida de peso de la dieta no son adecuadas para las mujeres que están embarazadas o amamantando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.