Beneficios de una buena alimentación

Beneficios de una buena alimentación

Muchas son las personas que subestiman los beneficios que ofrece el contar con una buena alimentación. Erróneamente solo consideran el tomar un buen hábito alimenticio solo por bajar de peso. Logrando así esa figura deseada. En este tipo de casos es usual que muchos cometan el error de caer en ciertas dietas que lejos de mejorar la salud solo la perjudica. Es importante tener claro ciertas cosas como

La buena alimentación y las porciones de comida

Es usual que muchos crean que por el simple hecho de reducir las porciones de comida mágicamente han de comenzar a bajar de peso. Sin embargo esto es un error, ya que para lograr esta meta de forma saludable. Es importante el tener en cuenta que en este caso se debe evitar caer en la ansiedad. Si reduces las porciones de comida de forma muy repentina o exagerada, lo más probable es que caigas en la ansiedad. Donde las consecuencias pueden ser:

  • Anemia. Si exageras a la hora de reducir tu ingesta diaria. Lo más probable es que no estés consumiendo todas aquellas vitaminas y proteínas que son tan importantes para mantener un cuerpo saludable. En estos casos puedes tener consecuencias como: bajo rendimiento para cualquier actividad, sueño, desmayos, entre otros…
  • Subir de peso. Es normal caer en la ansiedad si se reducen de forma exagerada las porciones alimenticias. Esto probablemente en un inicio se pueda controlar conservando una gran voluntad. Sin embargo una vez que estés cerca o hayas llegado a tu peso ideal la confianza llega y la voluntad se va… Ahí es cuando comienza la exageración y comienzan a comer de todo. Por lo general en este caso no solo se recupera el peso anterior. Además se logran unos kilos extras, lo cual no estaba en el plan.
  • Estrés. Es completamente normal que al tratar de bajar de peso quitando de un momento a otro tus comidas favoritas, caigas en el estrés que viene de la mano con la ansiedad por el simple hecho de no poder disfrutar lo que tanto te gusta. Esto por supuesto viene acompañado de mal humor y en otros casos de depresión. Para una buena alimentación no tienes por que dejar de lado tus comidas preferidas.

La hora de comer

A veces puede ocurrir que erróneamente se piense que el saltarse una comida no tiene ninguna clase de consecuencias. De hecho pocas personas le dan la debida importancia al horario alimenticio y esto es debido a que muchos malinterpretan que para bajar de peso lo ideal es comer menos. Lo cierto es que esta no es una conducta nada saludable y además los resultados de ello varían dependiendo de cada individuo. Algunos en efecto bajan de peso cayendo en la bulimia. Lo cual es un trastorno alimenticio que trae innumerables consecuencias que perjudican la salud de cualquiera. Mientras que otras personas sencillamente aumentan su ansiedad, aumentando su peso por el simple hecho de que su cuerpo no hace una correcta digestión. Una buena alimentación no solo depende de lo que consumas, también depende de cuando lo consumas.

Por tal motivo es importante el respetar la hora de comer, de esta forma permitimos que nuestro organismo trabaje adecuadamente según su reloj biológico. Entre los grandes beneficios que ofrece estos buenos hábitos alimenticios se pueden mencionar:

  • Mejora la digestión
  • Aumenta el metabolismo
  • Evita la ansiedad

Como verás es algo muy sencillo de cumplir y realmente beneficia la salud de todo ser humano. Por otra parte es bueno considerar las meriendas. No importa si decides comer saludable por mejorar tu calidad de vida o bajar de peso. Como sea el contar con las meriendas es un hábito saludable que no perjudica a nadie. De hecho lo mejor es el tener presente el siguiente orden alimenticio:

  • Desayuno, es la comida principal. Aquel alimento que nos permite tener energía para toda la mañana. No por nada es considerado la comida más importante del día. En este caso no importa la cantidad que decidas consumir, ya que precisamente tendrás todo el día para quemar ese exceso de grasa.
  • Merienda. Debes tener claro el hecho de que este no es un platillo principal. Por lo que no debes exagerar con la porción. Tan solo comer una fruta, una merengada, un snack de tu preferencia… Es un simple aperitivo para darte un pequeño gusto a media mañana.
  • Este es el segundo plato principal del día. Bien puedes comer lo que gustes, igualmente contarás con el resto de la tarde para quemar esas calorías extras.
  • Merienda. Al igual que la merienda matutina, se trata de un pequeño gusto.
  • Cena. Para este tercer platillo principal, lo más recomendable es no abusar con las porciones ni consumir alimentos muy pesado. La idea es comer algo ligero, de fácil digestión para que de esta forma luego de reposar, duermas tranquilamente. Ten presente que luego de la cena, lo normal es que tu cuerpo entre en un estado de reposo hasta el día siguiente. Por lo que las calorías que consumas en la noche no la has de quemar con la facilidad que quemas las anteriores en el transcurso del día.

Lo ideal en este caso es que cada comida, incluyendo las meriendas, las consumas en un promedio de cada 3 horas. De esta forma comenzaras a notar como le dices adiós a la ansiedad mientras tu cuerpo comienza a mostrar otros beneficios. Como por ejemplo el regular la digestión y mejorar el metabolismo.

Alimentos prohibidos

A la hora de tomar la decisión de comenzar un estilo de vida saludable, por lo general muchas personas comienzan a cohibirse de ciertos alimentos dañinos. Como por ejemplo los dulces o las grasas saturadas. Por lo general tratan de evitar aquellos alimentos pre fabricados o comidas chatarras. Lo cierto es que en efecto lo mejor es evitarlo lo más que se puede, nada mejor que la comida natural. Como por ejemplo las frutas, verduras y carnes. En la naturaleza podrás encontrar aquellas porciones de azúcar y grasas saludables que te permitirán deleitar tu paladar sin perjudicar tu salud. Sin embargo es difícil resistirse a la tentación de probar ciertos alimentos pre fabricados o comida chatarra. Bien es válido consumirlos, siempre y cuando no se caigan en los excesos. Darse este tipo de gustos una vez al mes no le cae nada mal a nadie.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *