Baby-led Weaning

Al comenzar una alimentación complementaria, se da inicio a un destete progresivo, es aquí cuando se puede aplicar el Baby-led Weaning. El cual se trata de un método que permite que sea el mismo bebé que naturalmente dirija el proceso de destete progresivo. Donde además, el bebé se encargará de seleccionar los alimentos que desee desde el inicio de la alimentación complementaria. En este post te mostraremos los detalles, pros y contras que tiene este método y ya quedará de tu parte decidir que es lo mejor para tu bebé.

¿Qué es el Baby-led Weaning?

También conocido como simplemente BLW, es un método para llevar a cabo la alimentación complementaria. En este método en particular, el propio bebé es el encargado de dirigir este proceso alimenticio del principio, el cual a su vez incluye el destete progresivo.

Durante el baby-led weaning los padres se encargan de decidir que alimentos ofrecer al bebé. Para lo cual se recomienda ofrecer alimentos sanos, seguros y variados, evitando las golosinas. Al ofrecer una buena variedad alimenticia, el bebé se encargará de elegir la comida que consumirá, de igual manera determinará la cantidad.

Origen del Baby-led Weaning

En el año 2002 la OMS recomendó que la alimentación complementaria debe llevarse a cabo a los 6 meses de edad. Sin embargo, esto es algo que puede variar según cada caso, para saber más al respecto, puedes leer nuestro post sobre alimentación complementaria.

Junto con la alimentación complementaria se comenzaron a idear una serie de métodos, dietas y recomendaciones, entre las cuales destaca el baby-led weaning. La cual se considera una manera natural de llevarlo a cabo, ya que el propio bebé dirige el proceso.

¿Cómo llevar a cabo el baby-led weaning?

Al momento de llevar a cabo este método alimenticio, se deben tomar en cuenta sus principales características, las cuales son:

  • El bebé se sienta a la mesa con la familia en las comidas.
  • Se le ofrece la misma comida (sana) que al resto, en trozos de alimentos de consistencia blanda y apropiados a su desarrollo psicomotor (grandes al principio, posteriormente pequeños).
  • El bebé se alimenta por sí solo desde el principio; al comienzo con las manos y posteriormente con cubiertos.
  • A partir del momento en que se inicia el BLW el aporte de leche (materna o artificial) continúa siendo a demanda, sin relación con los momentos familiares de la comida.

¿El BLW es válido para todos los bebés?

Este es un método alimenticio que perfectamente se puede aplicar en todos los bebés que son nacidos a término. En el caso de los bebés prematuros, es necesario confirmar con el pediatra el tipo de alimentación que deben llevar, especialmente si deben tener un horario alimenticio, alimentos y porciones en específico.

En cualquier caso, lo ideal es siempre consultar con el pediatra y esperar en el rango de 4 a 6 meses para iniciar la alimentación complementaria. Por otra parte, es muy importante que la comida que se le ofrezca al bebé sea saludable.

No se recomienda en niños con fallo de medro, dificultades neurológicas o motoras.

Baby-led Weaning vs el abordaje tradicional con purés

En comparación con la alimentación complementaria tradicional, el método de baby-led weaning puede suponer algunas ventajas, así como también algunos inconvenientes. Antes que nada, es necesario que los padres se asesoren sobre la alimentación de un bebé, tanto en el tipo de alimentos que debe comer, los permitidos y los prohibidos como en el modo de preparación. Es importante que a pesar de que el BLW se trata de un método muy permisivo para el bebé, los padres son quienes ponen las opciones y tienen el control.

Los padres, al estar correctamente asesorados, no hay riesgo a nivel nutricional, ni atragantamientos. Es importante aclarar el hecho de que la alimentación de un bebé que ingiere comida sólida por primera vez es muy diferentes a un niño que ya tiene experiencia en ello. Por ello la asesoría con el pediatra es fundamental. Luego, sea cual sea el método a utilizar, bien sea el BLW o el abordaje tradicional, es indiferente.

Otro aspecto a destacar es que entre las opciones que se le ofrece al bebé, debe ser comida saludable. Si como opciones se ofrecen alimentos con mucha azúcar, hay riesgo de obesidad, lo que aumenta el riesgo de diabetes infantil, entre otras complicaciones.

Ventajas de una alimentación complementaria con el método BLW

La introducción de sólidos siguiendo los principios del BLW podría presentar algunas ventajas, entre las cuales se pueden mencionar:

  • Las familias suelen esperar a los 6 meses para comenzar la alimentación complementaria.
  • Favorece el mantenimiento de la lactancia materna. Independientemente de que las madres que dan pecho son más propensas a practicar el BLW, en un estudio aleatorizado se ha observado un incremento de la duración media de la lactancia materna en el grupo BLW.
  • Favorece la alimentación perceptiva y basada en las señales de hambre y saciedad del niño.
  • Hay una notable preferencia por la comida sana y variada a medio y largo plazo, esto depende de la dieta familiar.
  • Aumento de la satisfacción familiar, disminución de la percepción de “mal comedor”.

Posibles inconvenientes del BLW

Como se ha mencionado anteriormente, es muy importante que los padres se asesoren para saber que opciones de alimentos ofrecerle al bebé, como prepararlos y hasta la postura que debe tener el bebé.

Si los padres no están bien informados, entre los inconvenientes más comunes está el déficit nutricional y los atragantamientos. Lo cual es algo que puede ocurrir con cualquier otro método alimenticio si no se presta la debida atención y si no se cuenta con una previa asesoría por parte del pediatra.

Normas de seguridad para la prevención de atragantamientos en bebés

  • El bebé debe estar erguido, nunca recostado. Debe estar sentado en una trona o en su defecto en el regazo de su cuidador.
  • No dejar a un bebé comiendo sin supervisión.
  • No se deben ofrecer comidas con alto riesgo de atragantamiento, como frutos secos enteros, palomitas de maíz, uvas enteras, salchichas cortadas transversalmente, etc.

También hay que evitar algunos vegetales y frutas duros, como la manzana y zanahoria crudas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.