Foto: ACH/Burber Phanie

Foto: ACH/Burber Phanie

Nos gustaría dejar de hablar (en estos términos) del Congo, porque eso significaría que la situación que vive en el país, a raíz de un largo y profundo conflicto armado, habría mejorado mucho. Tristemente tenemos que seguir hablando. Y es que los congoleños necesitan mucha ayuda, por lo que las ONG trabajan sin descanso para asistirles.

En esta ocasión les informamos de que Acción contra el Hambre ha desplegado equipos de ayuda humanitaria en los campamentos de desplazados de Kivu del Norte y ha empezado a proporcionar agua potable a unas 12.500 personas, además de construir más de 200 letrinas para la población afectada.


La situación en la región ha provocado numerosos brotes de cólera, por lo que varios equipos de la organización trabajan para mejorar las condiciones sanitarias de los campamentos.

Además del agua potable y las letrinas, Acción contra el Hambre ha distribuido 2.000 bidones y 5 toneladas de jabón. La ONG centrará las sesiones de promoción de la higiene en la prevención de las enfermedades infecciosas.