Foto: Socks for Happy People.

Foto: Socks for Happy People.

Compra calcetines, reparte amor y se feliz es el lema de una nueva fórmula para ser solidario. Os presento a Socks for Happy People, una empresa inglesa que vende calcetines a través de Internet y con la compra de cada par reparten otro a gente necesitada. Actualmente los donan a menores de un orfanato de Mongolia.

Son una prenda de ropa común que usamos a diario y los hay de colores, a rallas, lisos, con dibujos, letras o animales, pero tienen algo en común… Y es que son solidarios.

Junto con su fin benéfico estos calcetines intentan conocer de forma más profunda el sentimiento de pura felicidad, además de ser un ejemplo que demuestre que un negocio que gira alrededor del bienestar de la humanidad puede ser sostenible.