Foto de campo de refugiados sudaneses

© UN Photo/Paul Banks

Con este dinero, la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur) pretende cubrir las necesidades de las personas que huyen de los combates en Sudán hacía otros países, como Etiopía o Sudán del Sur.

Los 145 millones serían suficientes para atender hasta 185.000 refugiados en ambos países. Y es que, hasta ahora han registrado más de 30.000 personas afectadas por el conflicto que no cesa, de las que 20.000 han sido trasladadas desde la frontera hacia cuatro nuevos asentamientos.

La agencia asegura que los campos habilitados para los refugiados en las zonas fronterizas han alcanzado su capacidad máxima. Con esta ayuda, además de suministrar a la población materiales básicos y de registrar y proteger a los menores, Acnur llevará a cabo una reubicación urgente de los desplazados desde las zonas fronterizas hacia otros campamentos.

Si estas interesado en colaborar con esta causa solidaria, puedes hacer una donación directa a través de la página web de Acnur.

En este vídeo, una de las refugiadas, que se encuentra huyendo de los bombardeos desde septiembre, nos cuenta su experiencia y el trabajo que la organización está realizando en la zona.