Foto de los desplazados malienses

Foto: Susana Vera / Acción contra el Hambre

La población de Mali está sufriendo las consecuencias del golpe de Estado perpetrado el pasado mes de marzo. A causa de las luchas entre tuaregs y el ejército, 65.000 personas han tenido que huir del país precipitadamente, y se encuentran desprovistos de cualquier bien de primera necesidad.

En este sentido, la ONG Acción contra el Hambre ha activado el convenio de emergencia que tiene suscrito con la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Aecid), con el objetivo de cubrir estas necesidades.

Mediante transferencias monetarias en efectivo de 46 euros por familia al mes, la ONG pretende ayudar a las personas más vulnerables dentro del grupo de desplazados. Y es que, según la responsable de Acción contra el Hambre Helena Valencia, en una de cada cinco de estas familias hay al menos un niño con desnutrición aguda.

Precisamente, este tipo de ayudas permiten que sea directamente el beneficiario quien priorice la cobertura de sus necesidades y de esta forma también se dignifica una situación ya de por sí difícil.

Asimismo, se han impulsado otras intervenciones en colaboración con la Aecid, como la distribución general de alimentos y el refuerzo del diagnóstico en 31 centros de distribución.